¿Y dónde están los dinosaurios bebés? – Jack Horner

En 2010 el afamado y célebre Jack Horner, una de las figuras más importantes en la paleontología moderna, dio una charla acerca de sus conclusiones con respecto a la ausencia de dinosaurios bebés o juveniles en el registro fósil. Los resultados de sus investigaciones, claramente basadas en ciencia y no meras conjeturas, ponen en duda la existencia de más de una especie famosamente conocida hoy en día, como el Torosaurus.

JH41-271x300

El paleontólogo comenzó explicando que a principios del siglo XIX, los museos estaban buscando desesperadamente dinosaurios. Era la moda. Cada vez que se informaba de un descubrimiento por parte de, digamos, el museo de Toronto, entonces el museo de Ottawa quería un animal más grande. Y así sucedía con todos los museos del mundo.

Para 1970, teniendo una enorme cantidad de dinosaurios registrados, los científicos empezaron a preguntarse, ¿Y dónde están los dinosaurios bebés? Porque  la gran parte del registro encontrado se refiere a individuos adultos, y los investigadores asumían que los organismos jóvenes se trataban sencillamente de versiones pequeñas o miniaturas de los grandes.

“Los científicos tienen ego” -continúa el paleontólogo- “y a los científicos les gusta nombrar dinosaurios. ¿Y es que a quién no le gustaría tener un animal nombrado por él? Esto significa que si encontraban un fósil que fuera algo diferente al anterior lo nombraban: Algo diferente, y así terminamos con una gran cantidad de dinosaurios distintos.”

JH13

En 1975 el paleontólogo Peter Dadson, escritor del libro The Dinosauria uno de los libros más completos y documentados de estos animales, razonó que los dinosaurios crecían más como las aves que como los reptiles y usó el Casuarius como ejemplo, cuya cresta se desarrolla completamente luego de que el organismo alcance cerca del 80% de su tamaño adulto, manteniendo sus características juveniles hasta casi llegar a la adultez. Así tomó como ejemplo el Hypacrosaurus, un dinosaurio con pico de ave y cresta, comparó los estados bebé, juveniles y adultos de los individuos encontrados, y determinó que la cresta aún no se formaba incluso al 65% del tamaño del adulto. Es decir, un dinosaurio adulto podría ser totalmente diferente a un animal juvenil basándose solo en su aspecto.

JH7

Histología ósea, A- Hueso de organismo joven. B- Hueso de organismo adulto.

A pesar de esto, los científicos siguieron nombrando dinosaurios a partir de su aspecto, teniendo entonces en la actualidad una enorme cantidad de dinosaurios distintos. Sin embargo hay una forma de saber si un dinosaurio es o no joven, y esto es a través de la forma y estado del interior del hueso, es decir, cortando un fósil en dos y viendo su interior. Si se tratase de un individuo joven, habría tejido esponjoso, pero de ser adulto, sería totalmente férreo y masivo. Haciendo fácil la diferenciación.

“Sin embargo, hay que tener en cuenta algo” -admite el paleontólogo entre risas del público- “los museos cuidan sus fósiles, los mantienen bien guardados. De modo que si tú llegas y les preguntas, oiga ¿Puedo cortar con una sierra sus fósiles y verlos por dentro? No te mirarían muy amablemente… Pero, yo tengo un museo, y yo tengo fósiles de dinosaurios, así que eso he estado haciendo con mis estudiantes desde hace algunos años. Cortar con una sierra fósiles de dinosaurios.”

JH8

Dinosaurios encontrados en la Formación Hell Creek, uno de los yacimientos mas importantes en la paleontología de dinosaurios.

En la Formación Hell Creek, donde se encontraron los yacimientos más fructíferos de dinosaurios antes de su extinción, existen cerca de doce animales. Doce dinosaurios primordiales que a su vez son muy conocidos en el mundo entero.

Tomando en cuenta tres de estos dinosaurios: Pachycephalosaurus,  Stygimoloch y Dracorex, el científico se propuso demostrar la teoría de Dadson, a su vez extinguir un par de especies en el proceso:

El primero: Pachycephalosaurus, posee un enorme domo en la cabeza, un asomo de espinas en la zona posterior del cráneo y un asomo de pequeñas estructuras puntiagudas en la parte delantera. El segundo: Stygimoloch posee un pequeño domo, espinas en la zona posterior del cráneo y pequeñas estructuras puntiagudas en la parte delantera. Finalmente el tercero: Dracorex no posee domo, tiene grandes espinas en zona posterior y grandes estructuras punteagudas en el hocico. Mirándolos por separado se podría pensar que son animales distintos, pero el científico decidió abrirlos y ver su composición. En efecto, Dracorex tenía una gran cantidad de tejido esponjoso, haciéndolo más joven; Stygimoloch poseía tejido esponjoso sobretodo en el domo de su cráneo y, por último, Pachycephalosaurus no tenía tejido esponjoso alguno.

JH10

 

“Esto significa que Stygimoloch y Dracorex son estados juveniles de Pachycephalosaurus, haciendo que éstas especies, estén extintas. Y esto se puede hacer con una enorme cantidad de dinosaurios”, concluye eJH12l científico, que a su vez se propone a desmentir la existencia de otras especies como Torosaurus, Anatotitan y Nanotyrannus. “Dejándonos entonces con solo 7 dinosaurios primordiales. 7 dinosaurios primordiales que vivieron hasta el final de la extinción, y eso, no está mal. Ahora como pueden imaginar esto no es algo muy popular con la sociedad, los niños aman sus dinosaurios, aman sus nombres, y ellos sencillamente no están felices con este descubrimiento pero esto es ciencia, y la ciencia siempre avanza.”

 

David Hernandez Leiva

2 Comments

  1. Pingback: ¿Y dónde están los dinosau...

  2. Pingback: Hallan en Corea el primer fósil completo de un pequeño dinosaurio carnívoro

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *