Una madre atrapada en ámbar con huevos y crías, la evidencia más antigua de cuidado maternal en insectos

Un pequeño insecto, de la familia de las cochinillas, quedó atrapado en ámbar hace 100 millones de años con varias ninfas (bebés) a su alrededor. Hoy, representa la evidencia directa más antigua de cuidado de crías en los registros fósiles de insectos y ofrece nuevas pistas sobre la evolución de este comportamiento.

La hembra quedó excepcionalmente preservada en un ámbar procedente de Birmania durante el Cretácico Medio. En las imágenes adjuntadas en el artículo, publicado en eLIFE bajo el título “Brood care in a 100-million-year-old scale insect”, se oberva que la madre tiene 60 huevos en su ovisaco (de 0,3 milímetros) y 6 ninfas recién nacidas. También aparece un gorgojo.

El grupo de investigadores responsables (de China, Alemania, Polonia y Reino Unido) han nombrado a la especie como Wathondara kotejai. Estos insectos protegían a sus crías durante unos días en su ovisaco hasta que hubiesen desarrollado una fina cobertura de cera y decidiesen salir a buscar comida.

 

Estefanía Jiménez Solís

1 Comment

  1. Pingback: Lo Mejor de la Semana (29 de marzo – 4 de abril) | Hablando de Ciencia | Artículos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *