Técnicas de camuflaje de insectos que convivieron con los dinosaurios

Los insectos continúan fascinándonos hoy con sus conductas complejas y su exitosa anatomía. Ahora, gracias una nueva investigación, podemos conocer mejor su gran capacidad de camuflaje, gracias a nuevas evidencias fosilizadas.

Un equipo de investigadores del Instituto Nanjing de Geología y Paleontología de la Academia de CHRYSOPIDAE2Ciencias de China ha encontrado 35 insectos pertenecientes al Cretácico conservados ámbar birmano, francés, y libanés. La gran peculiaridad de este hallazgo y el consiguiente estudio publicado en Science Advances, es que estos insectos eran portadores de desechos.

Esto significa que ya en el Cretácico eran capaces de reconocer, recopilar y acarrear en su cuerpo materiales con el objetivo de camuflarse de posibles depredadores o acechar a sus presas sin ser vistos. Además, habían sufrido adaptaciones evolutivas para que sus características morfológias les permitieran dicha protección.

Los hallazgos que apoyan el estudio incluyen larvas crisopas (Chrysopidae), mirmeleóntidos (Myrmeleontidae) y redúvidos (Reduviidae) como chinches asesinas (Triatoma infestans). Se ha encontrado en ellos exoesqueletos de insectos, granos de arena, polvo del suelo, tricomas de hojas de helechos, fibras de madera, y otros desechos vegetales.

Los resultados del estudio arrojan luz sobre el comportamiento de los insectos que ya desde el Cretácico medio muestran esta alteración evolutiva, y les relaciona directamente con insectos y plantas de su entorno, lo que ayuda a conocer mejor la biodiversidad en la que vivían. Sinc Bo Wang, autor principal de la investigación, comenta que probablemente se produjeran una serie de incendios forestales durante el tiempo en el que se depositó el ámbar en esta zona, ya que se han encontrado sobretodo hojas de helechos y este es uno de los primeros colonizadores tras un incendio forestal.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *