Se adelanta la llegada de la industria achelense al norte de Europa en cien mil años

Un equipo internacional de científicos ha publicado en la revista especializada Journal of Quaternary Science un artículo que presenta las primeras dataciones radiométricas obtenidas de 17 yacimientos situados en Francia y Reino Unido que demuestran que la llegada de la tecnología achelense (cultura del Paleolítico que introdujo las herramientas bifaces) en el norte de Europa tuvo lugar hace 600 mil años, unos cien mil años antes de lo registrado hasta ahora.

Durante años, el momento de aparición de la cultura Achelense en Europa ha sido objeto de un intenso debate entre aquellos que defendían una llegada temprana, hace menos de 500.000 años y, los que sugerían que, en realidad, este fenómeno era mucho más antiguo de lo que se pensaba. La aparición de nuevos yacimientos en Italia, España, Francia y Reino Unido con este tipo de industria lítica puso de manifiesto la necesidad de precisar su cronología para clarificar este debate. En este marco, se decidió crear el proyecto franco-inglés llamado “Emergence of Acheulian in North-West Europe: chronology, environment, technologies”, según informa el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH).

Y ahora se da a conocer la publicación titulada “New chronological data (ESR and ESR/U-series) for the earliest Acheulian sites of north-western Europe “, uno de los primeros trabajos fruto de este proyecto. En el estudio se han analizado 46 muestras de sedimento y 14 dientes. Los resultados sugieren que los conjuntos achelenses más antiguos en el Reino Unido tienen una edad de entre 500-600 mil años, mientras que, en Francia, los bifaces (herramientas con punta y base redondeada, filos laterales y talladas por ambas caras) del yacimiento de La Noira presentan edades en torno a 700 mil años. Así, estas dataciones han reducido en, al menos, 100 mil años la diferencia de la llegada del Achelense entre el norte y el sur de Europa, aunque los utensilios achelenses más antiguos del sur de Europa son considerablemente más antiguos que los del norte.

El hallazgo permitirá seguir investigando si la industria achelense en nuestro continente es un desarrollo autóctono o si surgió como consecuencia de la llegada de nuevos pobladores que introdujeron esta tecnología, además de intentar comprender qué significa esa diferencia cronológica entre el Achelense septentrional y meridional.

Estefanía Jiménez Solís

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *