Huellas recién descubiertas y salvadas de las inundaciones australianas

Fotografía por National Geographic

Un equipo científico acaba de descubrir en Winton, Queensland (Australia), un extraordinario rastro de huellas de dinosaurios de hace 95 millones de años. Debido a las inundaciones que están afectando al estado desde hace unas semanas, el equipo, en un esfuerzo titánico, ha decidido trasladar el hallazgo para ponerlo a salvo.

El Museo de la Era de los Dinosaurios de Australia ha sido la institución que albergará las huellas de ahora en adelante para evitar su destrucción. “El peso total de la vía donde estaban las huellas es de unas 500 toneladas” explica David Elliott, responsable del museo. “Lo estamos transportando con una carga de dos toneladas de remolque a la vez. Este es un proceso muy lento y laborioso”.

El equipo ha podido salvar las huellas mejor conservadas, que han sido enviadas al museo primero. De esta forma, ya están a salvo de las lluvias. Por el momento, se ha reubicado una cuarta parte del área total, que supera los 50 metros, y el  proceso continuará durante todo este año.

Los tres infraordenes de dinosaurios que existen, presentes en el rastro.

El sitio paleontológico recién descubierto es de gran valor, pues además de su buen estado de conservación, se da la circunstancia de que las huellas impresas pertenecen a los tres infraórdenes de dinosaurios que existieron: terópodos, ornitópodos y saurópodos.

Pisoteándose unos a otros, se detectan rastros de pequeños ornitópodos junto a terópodos del tamaño de perros pequeños y enormes saurópodos. Según explica Stephen Poropat, de la Universidad de Swinburne y paleontólogo principal de este hallazgo, “estas huellas son las mejores de su tipo en Australia”. Parece que 20 de ellas pertenecen al mismo animal, posiblemente a “Elliot”, un saurópodo australiano que medía unos 18 metros de largo y pesaba unas 20 toneladas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *