Nuevo reptil marino de 130 millones de años

Nuevo hallazgo fortuito tiene un final prometedor para la conservación del patrimonio. En este caso, ha sido en Villa de Leyva, en la zona de El Roble, Colombia. El hallazgo se produjo cuando se cavaba en una carretera en la finca Los Morros. Los dueños de la finca avisaron a las autoridades, quienes, en esta región tienen convenio de colaboración con El Centro de Investigaciones Paleontológicas (CIP) y éstas han comenzado los trabajos de estudio del ejemplar, que se encuentra en un estado delicado debido a que estuvo mucho tiempo a la intemperie.

A falta de las conclusiones, que llegarán en dos o tres años, se puede adelantar que los fósiles pertenecen a un reptil marino de la familia de los ictiosaurios. El animal, un reptil similar a los delfines actuales, habitó el lugar cuando éste estaba sumergido en aguas durante el período Cretácico, y mide aproximadamente 4,50 metros de largo. Su cráneo, de una envergadura de 1,50 metros, presenta características morfológicas antes nunca vistas.

La directora del CIP, Mary Luz Parra Ruge ha señalado que el animal será trasladado al Centro de Investigaciones Paleontológicas donde será preparado, protegido y estudiado. El Centro es uno de los más importantes de Sur América en colecciones de reptiles marinos, y cuenta con el laboratorio más importante de preparación de fósiles vertebrados.

El CIP lleva años tomando acciones para rescatar el patrimonio paleontológico de la región. Por esta razón, ha celebrado el convenio firmado con la Alcaldía Municipal que ha permitido la excavación que ahora trae este nuevo hallazgo. En este caso, tanto las autoridades como los dueños de la finca han colaborado en el rescate paleontológico apoyándolo económicamente y ayudando así a concienciar sobre la importancia de preservar el patrimonio de manera que se incentive y culturice a los ciudadanos.

 

 

 

Antonio Gutierrez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *