Nuevas especies descubiertas en España durante 2014

España ha sido protagonista de varios descubrimientos paleontológicos importantes en 2014. En cuanto al hallazgo de nuevas especies, nuestros investigadores han encontrado, sobre todo, tortugas y conodontos (unos pequeños animales marinos larguiruchos). Aquí dejamos un repaso de los nuevos especímenes descritos:

  • Escamosos
Fósil y tomografía de Blanus mendezi. ICP.

Fósil y tomografía de Blanus mendezi. ICP.

En este grupo de reptiles escamosos (Squamata), tenemos una nueva culebrilla ciega denominada Blanus mendezi por Arnau Bolet y otros investigadores catalanes. Este animal vivó hace 11’6 millones de años, durante el Mioceno, y su fósil se considera el registro más antiguo de Blanus del Mediterráneo occidental. Arnau Bolet también definió una nueva especie de eslizón: el Pyrenasaurus evansae. Se han recuperado restos en Francia y en la localidad catalana de Sossís de esta criatura del Eoceno Tardío.

Por su parte, en el Plioceno Inferior, Maioricalacerta rafelinensis vivía en lo que actualmente es Mallorca. Salvador Bailon y su equipo determinaron que sus dientes pudieron haber servido para alimentarse de moluscos.

  •  Tortugas

El 2014 comenzó dándose a conocer una nueva especie de tortuga: Eodortoka morellana.  Esta criatura vivió hace unos 125 millones de años en la región que ocupa ahora Castellón. Tres investigadores españoles, con A. Pérez-García a la cabeza, determinaron que esta tortuga fue la primera y única especie de Pleurodira (con cuello de serpiente) descrita en Europa perteneciente al Cretácico Inferior.

También tenemos a la primera tortuga marina descrita de la Península Ibérica. France de Lapparent de Broin nos presentó a Osonachelus decorata, que habitó en la Barcelona del Eoceno. Se alimentaba de plantas o animales blandos.

Teruel nos dejó, por su parte, un nuevo género y especie de tortuga del Jurásico Superior. Riodevemys inumbragigas era de agua dulce y el ejemplar analizado procedía del mismo lugar donde se encontró al gran saurópodo Turiasaurus riodevensis. Adán Pérez-García, Rafael Royo-Torres y Alberto Cobos investigaron el caparazón y demás restos de esta especie.

Mientras, Titanochelon habitó en Madrid entre el Mioceno y el Pleistoceno. El investigador español Adán Pérez-García y el griego Evangelos Vlachos determinaron que este animal fue la tortuga de mayor tamaño que habitó en Europa por aquella época. También señalaron que Titanochelon bolivari fue la tortuga gigante más abundante en el continente.

  • Escarabajos
Actenobius_magneoculus

Actenobius magneoculus. F.Dinópolis

David Peris y Xavier Delclòs identificaron dos nuevos escarabajos: Arra legalovi (de la familia de los gorgojos) y Actenobius magneoculus (de los barrenadores de madera). Conservados en ámbar, fue necesario usar luz sincrotrón para obtener imágenes virtuales 3D de estos escarabajos del Cretácico Inferior. Actenobius magneoculus  es el representante  más antiguo catalogado de la familia Ptinidae.

  • Conodontos

Las especies Polygnathus aragonensis, Polygnathus carlsi y Polygnathus ramoni fueron definidas por Martínez-Pérez y Valenzuela-Ríos, que tuvieron mucho trabajo analizando estas pequeñas criaturas entre más de 300 muestras obtenidas en la formación Basibé de los Pirineos. Estos vertebrados marinos fueron encuadrados en el período Devónico.

Estefanía Jiménez Solís

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *