Nueva especie de dinosaurio imitador de aves descubierta en México

El pasado jueves la Coordinación de Paleontología de la Secretaría de Educación-Museo del Desierto presentó al mundo un nuevo dinosaurio llamado Saltillomimus rapidus, cuyo esqueleto articulado se considera único en en el mundo, pues comparte rasgos primitivos y avanzados de otros terópodos de Asia y Canadá.

El extraordinario ejemplar fue hallado en el año 1998 por la paleontóloga Martha Carolina Aguillón en la zona geológica identificada como Cerro del Pueblo, en el límite de Saltillo con General Cepeda (México).  “Fue una hallazgo fortuito, se encontró en superficies algunas vértebras que en aquel entonces no sabíamos distinguir honestamente si eran de cocodrilo o de qué, unas vertebras de la cola, y principalmente unas garras o uñas de la mano” comentaba. Los restos fósiles hallados correspondían a un dinosaurio adulto, e incluían huesos de la cadera, la pata derecha y algunos elementos de la mano. Junto a este ejemplar, aparecieron restos del pubis, la pata izquierda y la extremidad anterior de una posible cría. A la izquierda, los huesos recuperados del Saltillomimus rapidus que permanecerán resguardados en la colección paleontológica del Museo del Desierto.

saltilomimusDurante 17 años el equipo de especialistas trabajó en la preparación de las piezas que se hallaron y en la identificación del animal. Con ello se pudo concluir que pertenecía a un nuevo género y nueva especie de dinosaurio carnívoro del grupo de los ornitomimus, por la combinación de características similares a las de las aves. “La terminación (mimos) significa imitador de aves, por el parecido de este grupo de dinosaurios a las aves”, explicó Martha Aguillón. Saltillomimus rapidus era similar a un avestruz. Tenía cola y cuello largos y ligeros, así como las patas, con lo que se estima que tenía la capacidad de correr velozmente para escapar de sus depredadores. Se ha señalado que podría alcanzar una velocidad de hasta 80 kilómetros por hora sobre las playas cretácicas de Coahuila. Han aparecido, además, huellas fosilizadas de este animal en tres localidades de la zona que ayudan a comprender su modo de locomoción. Saltillomimus presentaba, como es habitual en los ornitomimus, una pequeña cabeza. No tenía dientes, por lo que podía tener una dieta omnívora y cazar pequeñas presas tales como moluscos, salamandras y mamíferos menores.

Se estima que Saltillomimus rapidus vivió hace unos 72,5 milllones de años, en lo que fue el Cretácico superior, muy cerca del límite que marcó el fin de la era de los dinosaurios. Medía aproximadamente 1,50 metros de altura y alcanzaba los 3 metros de longitud.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *