Nothofagus, la primera flora fósil de origen antártico hallada en Sudamérica

 

Una expedición paleontológica en el sur de Chile ha dado como resultado el hallazgo, por primera vez, de flora de origen antártico en Sudamérica, concretamente de fósiles del género Nothofagus (o hayas del sur). Así, aumenta la posibilidad de que el descenso en el nivel del mar provocase la aparición de un puente terrestre entre Antártica y la Patagonia a fines de la Era de los Dinosaurios, que habría permitido el libre paso de fauna y flora hacia esta región continental.

El Instituto Antártico Chileno (INACH) ha dado a conocer los resultados de esta expedición en sector de Cerro Guido-Las China, donde han trabajado 25 personas de diversos organismos (como Universidad de Chile, de Heidelberg en Alemania, de UNISINOS en Brasil) entre el 16 de febrero y el 3 de marzo. La acción forma parte del proyecto “Paleogeographic patterns v/s climate change in South America and the Antarctic Peninsula during the latest Cretaceous: a possible explanation for the origin of the Austral biota?”.

Según los investigadores, el hallazgo de Nothofagus (actualmente existentes en Oceanía y Sudamérica) desplaza el origen de los bosques templados del sur de Sudamérica y de los ambientes subantárticos unos 20 millones de años atrás de lo que se creía, es decir, hacia fines del Cretácico (hace 66 millones de años).

Quedan muchos niveles y elementos que estudiar en la región, donde la diversidad de flora fósil encontrada, principalmente representada en impresiones de hojas, se ha duplicado este año. También se ha constatado que la diversidad de vertebrados fósiles es mayor a la estimada originalmente.

Estefanía Jiménez Solís

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *