Las raíces del género Mystacina de murciélagos se remontan a hace 16 millones de años en Nueva Zelanda

Pesaba 40 gramos y podía caminar utilizando sus cuatro extremidades. Son dos de las características del Mystacina miocenalis, una nueva especie de murciélago encontrada en Nueva Zelanda y que vivió a comienzos del Mioceno (hace entre 16 y 19 millones de años) en una zona templada de bosque subtropical.

Este animal está emparentado con la especie Mystacina tuberculata, que todavía habita en Nueva Zelanda y es conocida por excavar túneles y cavidades. Sus dientes son parecidos, por lo que la dieta del murciélago prehistórico pudo basarse en néctar, polen, fruta e insectos. Eso sí, la especie extinta es hasta tres veces más grande que sus parientes actuales. Esto podría indicar que apenas cazaba al vuelo y se dedicaba a atrapar presas en el suelo y a comer frutas más grandes.

El descubrimiento, detallado en PLOS One bajo el título «Miocene Fossils Reveal Ancient Roots for New Zealand’s Endemic Mystacina (Chiroptera) and Its Rainforest Habitat», es importante porque revela la presencia en el país de los murciélagos del género Mystacina durante, al menos, 16 millones de años. Hasta ahora, el registro fósil más antiguo encontrado tenía una antigüedad de 17.500 años.

Según explica la Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW), los únicos mamíferos terrestres endémicos de Nueva Zelanda son tres especies de murciélagos, siendo dos del género Mystacina (aunque la especie Mystacina robusta podría estar extinta porque no se avista desde la década de los 60).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *