Las características placas de los estegosaurios diferían entre hembras y machos

Los machos y hembras de Stegosaurus pudieron haber tenido distintas placas óseas a lo largo de su cuerpo. Se trata de un caso de dimorfismo sexual en dinosaurios que ha estudiado Evan Thomas Saitta de la Universidad de Bristol (Inglaterra).

Las diferencias anatómicas entre machos y hembras de la misma especie son habituales en los animales de hoy en día, pero es complicado determinar el dimorfismo sexual en los dinosaurios. El autor de “Evidence for Sexual Dimorphism in the Plated Dinosaur Stegosaurus mjosi (Ornithischia, Stegosauria) from the Morrison Formation (Upper Jurassic) of Western USA”, estudio publicado en PLOS ONE, ha analizado a un grupo de Stegosaurus mjosi y concluye que los ejemplares con placas óseas anchas y redondeadas son machos mientras que las hembras pudieron tener placas más largas y estrechas. Las placas de algunos machos llegaban a ser un 45% más grandes que las de sus compañeras femeninas.

Dimorfismo sexual (macho a la izquierda). Saitta

Dimorfismo sexual (macho a la izquierda). Saitta

La familia de los estegosáuridos (Jurásico Superior) es conocida por estar compuesta por pesados herbívoros con un par de filas de placas óseas sobre su espalda, además de espinas en la cola. A través de TACs y análisis en microscopio, Evan Saitta determina que las diferencias entre las placas no son resultado del crecimiento, ya que en ambas variedades el tejido óseo había dejado de crecer. Tampoco eran especies distintas ni los individuos presentaban una combinación de ambas placas, ya que el investigador ha estudiado también ejemplares solitarios de Stegosaurus que sólo presentaban un tipo de placas.

Este nuevo conocimiento permitirá concebir una imagen más clara del comportamiento de este grupo de dinosaurios. Saitta especula, además, sobre el motivo de las diferencias: los machos, con placas más grandes y anchas, dependían de su ornamentación para atraer a las hembras; éstas pudieron usar sus “espinosas” placas para disuadir a posibles predadores.

Estefanía Jiménez Solís

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *