La langosta del terror que vivió hace 500 millones de años

El famoso yacimiento de fósiles de Burgess Shale, en Canadá, alberga una gran riqueza de organismos invertebrados del período Cámbrico, cuando se produjo la primera explosión de vida terrestre. Miles de animales oceánicos quedaron súbitamente enterrados por flujos de arcilla y son hoy reencontrados por los paleontólogos.

Desde Pangea queremos acercaros uno de los descubrimientos más llamativos y aterradores del lugar, que se dio a conocer hace dos años. Se trata de Yawunik kootenayi, una criatura marina depredadora de hace 508 millones de años, que tenía dos pares de ojos y largos apéndices frontales que podía extender hacia delante durante el ataque y retraer hacia atrás para nadar. Estos apéndices complejos se componían de tres garras largas, dos de las cuales llevaban filas de dientes opuestas que ayudaban al animal a atrapar a sus presas, lo que le convirtió en unos de los más complejos de todos los artrópodos conocidos. En su cabeza no poseía apéndices adicionales para procesar los alimentos, lo que indica que aún no se producía una división de tareas de las funciones sensoriales o de agarre.

El resto del cuerpo tenía las características de un artrópodo: esqueleto externo, cuerpo segmentado y apéndices articulados, pero carecía de ciertas características avanzadas presentes en los grupos que sobrevivieron hasta nuestros días. Según Cedric Aria, del Departamento de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de Toronto y principal autor del estudio, este espécimen pertenecería al “grupo madre” de los artrópodos, del cual descenderían mariposas, arañas o langostas, y dentro del linaje de los Leanchoilia.

El fósil fue la primera especie nueva encontrada en el famoso yacimiento, que fue identificado por un equipo internacional liderado por paleontólogos de la Universidad de Toronto, del ‘Royal Ontario Museum’ (ROM) de Toronto, y del ‘Pomona College’, en California, Estados Unidos.

Gracias a este hallazgo, se ha ampliado nuestra nuestra perspectiva sobre la anatomía y los hábitos depredadores de los primeros artrópodos, unos seres extraños y desconcertantes que poblaron los antiguos océanos de la Tierra.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *