La India, cuna de los ancestros del caballo y el rinoceronte

Imagen por Elaine Kasmer.

Un hallazgo de fósiles, de una excavación en la India, ha permitido a un equipo de investigadores comprender la evolución de un grupo de animales al que pertenecen caballos y rinocerontes, determinando que los antepasados de estas especies se originaron en el subcontinente cuando aún era una isla.

Estos animales pertenecen a un mismo grupo biológico, llamado perisodáctilos. Nombre dado por su número impar de dedos en sus patas traseras, y por su sistema digestivo distintivo. Pese a que ya se tenía noticia de perisodáctilos encontrados del Eoceno, hace unos 56 millones de años, su evolución anterior seguía siendo un misterio.

La veta de huesos y dientes descubierta en una mina de carbón al noreste de Bombay han sido estudiados a lo largo de los años, resultado del cuál ha dado lugar al conocimiento animal llamado Cambaytherium thewissi, del que muy poco se conocía. Dicho estudio, ha sido publicado en Nature Communications, y data los fósiles hallados en unos 54,5 millones de años, siendo así poco más jóvenes que el más antiguo perisodáctilo encontrado hasta el momento.

El equipo de investigación, encabezado por el científico Ken Rose, ha llevado a cabo excavaciones durante años en la cuenca del Bighorn (Estados Unidos), pero en 2001 se trasladaron a La India para explorar los sedimentos del Eoceno en el oeste del país, ante las sospechas, ahora confirmadas, de que los perisodáctilos se habían originado allí. De hecho, según ha explicado Rose, en 1990, dos investigadores, David Krause y María Maas, publicaron un artículo que sugería que varios grupos de mamíferos que aparecen al principio del Eoceno, incluyendo primates y ungulados impares y artiodáctilos, podrían haber evolucionado en la India mientras estuvo aislada. “Cambaytherium es la primera evidencia concreta para apoyar esa idea, aunque no es una historia simple”, ha declarado el científico.

Ken Rose continúa, “Muchas de las características de Cambaytherium, como los dientes, el número de vértebras sacras, y los huesos de las manos y los pies, son intermedios entre los perisodáctilos y los animales más primitivos. Esto es lo más parecido que hemos encontrado a un ancestro común de la orden de los perisodáctilos”.

En otro orden de cosas, este descubrimiento no sólo ha arrojado luz sobre el Cambaytherium, sino que también ha proporcionado pistas sobre la separación de La India de Madagascar, migración en la zona y la posterior colisión con el continente asiático, así como los cambios ocurridos en las placas tectónicas.

“Creemos que la India era una isla en esa época, pero también tenía primates y roedores similares a los que vivían en Europa en ese momento”, ha explicado. En este sentido, apunta como posible explicación el hecho de que “La India pasó cerca de la Península Arábiga o el Cuerno de África, y había un puente de Tierra que permitió emigrar a los animales”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *