La expansión de los bosques caducifolios, fruto del meteorito que acabó con los dinosaurios

Cuando un meteorito de 10 kilómetros de diámetro impactó contra la Tierra hace cerca de 66 millones de años, no todas las especies tuvieron las mismas oportunidades de sobrevivir a las condiciones post-apocalípticas que se sucedieron. Si los mamíferos triunfaron en detrimento de los dinosaurios no aviarios, fueron los árboles de hoja perenne los que se vieron diezmados frente a la vegetación caducifolia. La hipótesis lanzada por investigadores de la Universidad de Arizona es que las propiedades de las plantas de hoja caduca hacen que éstas puedan responder rápidamente a las condiciones variables del clima. Por eso, tras el impacto, las angioespermas de hoja caduca, que crecían rápido, reemplazaron a la flora de hoja perenne, cuyo crecimiento suele ser más lento.

Así se desprende del estudio “Plant Ecological Strategies Shift Across the Cretaceous–Paleogene Boundary” publicado recientemente en la revista científica Plos Biology. Los investigadores han evaluado más de mil hojas fosilizadas depositadas en lo que hoy es Dakota del Norte durante 2,2 millones de años, incluyendo el momento del desastre que acabó con más de la mitad de las especies botánicas que vivían en ese momento. En los 1,4 millones de años previos al impacto del meteorito, las distintas especies de plantas con flores que habitaban en el ecosistema tenían hojas más gruesas, más pesadas y con menos venas que las de la flora que vivía 800.000 años después del impacto.

La hoja caduca tiene que ser reemplazada cada año y es menos resistente que la perenne, pero los bosques caducifolios absorben dióxido de carbono más rápido que los perennifolios. La estrategia de “vive rápido, muere joven” fue la más eficaz en un escenario de enormes terremotos, incendios, maremotos y erupciones volcánicas, según el paleontólogo Benjamin Blonder (al frente del estudio), y determinó cómo sería la vegetación predominante a partir de entonces.

Estefanía Jiménez Solís

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *