La Antártida ha preservado durante 50 millones de años el esperma fósil más antiguo conocido

Encontrar fósiles de anélidos (un grupo de invertebrados que incluye a las lombrices de tierra) es poco habitual, ya que es complicado que se conserve el delicado cuerpo de estos animales. Sin embargo, sí que es frecuente hallar capullos fosilizados. Ahora, un grupo de investigadores de Suecia, Italia y Argentina han hallado esperma fosilizado de hace 50 millones de años conservado en una de estas estructuras protectoras de un clitelado (Clitellata). Estos espermatozoides de gusano son el esperma más antiguo encontrado hasta la fecha.

El hallazgo del capullo fosilizado se produjo en la Antártida, concretamente en la isla Marambio, un enclave rico en yacimientos paleontológicos. Los investigadores analizaron unas extrañas marcas superficiales del terreno y, tras consultar con especialistas de anélidos, determinaron que estaban ante espermatozoides.

En el estudio “Fossilized spermatozoa preserved in a 50-Myr-old annelid cocoon from Antarctica”, publicado recientemente en Biology Letters, los autores explican que los espermatozoides encontrados se parecen a los de los gusanos exoparásitos de los cangrejos de río (Branchiobdellida). En la actualidad, este grupo habita en el Hemisferio Norte.

F2.medium

Proceso de fosilización de capullos de clitelados. Benjamin Bomfleur

Los autores afirman que ahora toca revisar otros fósiles en busca de estructuras similares. Los espermatozoides tienen una vida muy corta, por lo que el hallazgo de este esperma del Eoceno es muy singular. El registro fósil más antiguo de células espermáticas conocido hasta la publicación de este estudio tenía una antigüedad de 40 millones de años.

 

Estefanía Jiménez Solís

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *