Investigadores del ICP describen el primer huevo encontrado de Struthiosaurius

Las grandes medidas del huevo (15cm. de diámetro) y el hecho de que fuera redondo, hacían pensar en que pertenecía a un saurópodo (dinosaurios herbívoros de cuello y cola largos). Sin embargo, el estudio de la microestructura de la cáscara del huevo ha descartado esta asignación. “Al microscopio observamos una superficie lisa y un sistema de poros propio de los huevos de los ornitisquios, no de los saurópodos”, ha comentado Albert G. Sellés, investigador del ICP que junto a Àngel Galobar ha hecho la primera descripción de huevos de tireóforos del mundo, publicada en la revista Historical Biology.
Para saber a qué grupo pertenecía el huevo, se hizo un estudio anatómico comparando su tamaño con las medidas de la apertura pélvica de rhabdodóntidos y nodosáuridos y se llegó a la conclusión de que el único género que tenía un canal pélvico suficientemente grande para poner ese huevo era el Struthiosaurus, un género de dinosaurio acorazado que vivió hace 83 millones de años en Europa y del que no se conocían sus huevos hasta ahora.
Antonio Gutierrez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *