Huesos inéditos del Aragosaurus revelan que el primer dinosaurio descrito en España tiene 145 millones de años

El Aragosaurus campaba hace 145 millones de años por los terrenos que hoy conocemos como Las Zabacheras de Galve (Teruel) 15 millones de años antes de lo que se pensaba. Es una de las conclusiones del estudio “The anatomy, phylogenetic relationships, and stratigraphic position of the Tithonian–Berriasian Spanish sauropod dinosaur Aragosaurus ischiaticus”, publicado recientemente en la revista británica Zoological Journal of the Linnean Society y dado a conocer ayer miércoles 30 de julio en Dinópolis. Así, el Aragosaurus ischiaticus (primer dinosaurio definido en España) vivió en el tránsito del período Jurásico al Cretácico y compartía hábitat (un antiguo delta) con otros saurópodos gigantes, Stegosaurus y diversos carnívoros.

Extracción de la tibia. Fundación Dinópolis

Extracción de la tibia. Fundación Dinópolis

Con motivo de los 30 años de la última excavación en el yacimiento Las Zabacheras, realizada en 1983, y también para estudiar los fósiles del esqueleto de Aragosaurus ischiaticus  que todavía permanecían inéditos, se ha llevado a cabo este trabajo científico, liderado por la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis y en el que colaboran José Luis Sanz (Universidad Autónoma de Madrid), autor principal de la nueva especie –que se publicó en 1987-, y científicos del University College de Londres, del Imperial College de Londres y de la Universidad Complutense de Madrid. Su labor ha consistido en subsanar la falta de un análisis detallado acerca de este emblemático dinosaurio saurópodo que incluyese la descripción de todos los huesos conocidos y completara aspectos científicos sobre su anatomía, clasificación y la edad en la que vivió (esta última objeto de debates científicos).

Los nuevos huesos estudiados son una extremidad delantera, un fémur, una falange ungueal (uña), huesos de la cintura escapular y pélvica, 14 vértebras de la cola, chevrones y costillas. Por otra parte, el único diente asignado previamente a esta especie ha sido descartado como perteneciente al Aragosaurus. Según la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis, este dinosaurio medía 17 metros de longitud y pesaba 20 toneladas. Se sitúa en el clado macronaria basal, es decir, está emparentado con la familia Camarasauridae de Norteamérica y Brachiosauridae de Norteamérica y África.

Los fósiles hallados en esta nueva excavación estaban cubiertos por más de 4 metros de escombros. Ahora, el interés se centra en analizar los restos vegetales y el polen encontrado en Las Zabacheras y así conocer mejor el ecosistema en el que vivió el “lagarto de Aragón”, cuyos restos se exponen en la sede de Dinópolis en Galve. La tibia se presentará en el 74º congreso internacional de la Society of Vertebrate Paleontologyque se celebrará en Berlín el próximo mes de noviembre.

Estefanía Jiménez Solís

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *