Hallan un parásito fosilizado con su huésped desde hace 425 millones de años

En la imagen superior, podemos apreciar en color naranja a un parásito de hace 425 millones de años, el cual asaltó a un crustáceo antes de que los dos se quedasen fosilizados juntos en una piedra caliza de lo que hoy en día llamamos Inglaterra. Es el único parásito pentastómido conservado junto a su hospedador.

Un equipo internacional de científicos liderado por la Universidad de Leicester (Reino Unido) ha descubierto esta nueva especie, Invavita piratica, que significa ‘antiguo intruso’ (un guiño a la piratería marítima).

En “A 425-Million-Year-Old Silurian Pentastomid Parasitic on Ostracods”, estudio publicado en Current Biology, los científicos describen a esta criatura del Silúrico, que tiene el cuerpo parecido a un gusano y poseee una cabeza y dos extremidades con las que se agarra a la carcasa de un pequeño crustáceo. En la actualidad, los pentastómidos  viven en el sistema respiratorio del animal vertebrado que invanden.

Los fósiles de pentastómidos son extremadamente raros. Los investigadores que han identificado al Invavita piratica en realidad han estudiado a varios individuos adultos de esta especie que se conservan cerca de los huevos del crustáceo Nymphatelina gravida y no únicamente al parásito que quedó fosilizado junto a su huésped. Miden entre uno y cuatro milímetros.

Este descubrimiento confirma el origen de los pentastómidos como ectoparásitos (que viven fuera del organismo) de invertebrados marinos. Cuando los vertebrados se asentaron en tierra firme, estos parásitos evolucionaron para adaptarse a vivir en los conductos respiratorios de los animales.

Los fósiles han sido reconstruidos virtualmente mediante ordenador usando una aplicación de modelado en 3D.

Estefanía Jiménez Solís

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *