Encuentran una familia de tortugas fosilizadas del Cretácico en perfecto estado de conservación

Entre las arenas rojizas del lago Los Barreales, sobresalía una extraña roca. El equipo del Proyecto Dino, dependiente de la Facultad de Ingeniería de la UNCo, se encontraba buscando material paleontológico aprovechando el bajo nivel de las costas, dado que la zona es fértil en fósiles. Fue Jorge Calvo,  director del Centro Paleontológico Lago Los Barreales, quien halló la extraña roca que resultó ser una familia de tortugas terrestres fosilizadas del Cretácico superior.

El increíble estado de conservación ha mantenido los caparazones enteros, permitiendo un estudio detallado. Las tortugas pertenecen al grupo de las Pleurodiras y familia Chelidae, y la posición en la que se encontraron hace pensar en movimientos post mortem. “Se trata de una tortuga grande y dos juveniles, una junto a la adulta y otra por debajo de ella, pegadas por sus plastrones (panzas)”, explicó Calvo. “Por alguna causa murieron repentinamente y fueron depositadas en algún sector de la llanura existente en aquellos momentos. La roca es de grano fino, por lo que se supone era un ambiente tranquilo. Suponemos que algún carroñero que intentó comerlas las movió hasta que quedaron de esa forma y se fusionaron”.
El animal adulto tiene 22×17 cm., mientras que las pequeñas son de 12×10 cm. (la que está por debajo) y 14×11. cm la restante. Los restos fueron trasladados para estudiarlos al laboratorio que la UNCo posee en el Museo de Geología y Paleontología, en Los Barreales.
Con este hallazgo, se suman más piezas a los restos de grandes dinosaurios como Futalognkosaurus o Megarraptor, peces, reptiles voladores y vegetales que ha dado la zona y aún están catalogándose. Así, se agrega una pieza más al rompecabezas del ecosistema de esos años.
Jose Manuel González

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *