Explorarán el cráter del meteorito que “acabó” con los dinosaurios

Hace unos 66 millones de años, un meteorito de más de diez kilómetros de diámetro cayó sobre la Tierra y desencadenó un cataclismo que terminó con infinidad de organismos vivos, entre ellos todas las familias de dinosaurios no aviares, que desaparecieron para siempre. Toneladas de fragmentos de roca fueron proyectados hacia la atmósfera para regresar generando un pulso térmico que elevó las temperaturas de la superficie terrestre hasta los 500 grados. Al mismo tiempo, una nube de polvo cubrió el globo terrestre y boqueó la luz del sol, cortando la fotosíntesis. Así describe el  geofísico mexicano Jaime Urrutia Fucugauchi las consecuencias del impacto del meteorito sobre Yucatán hace unos 66 millones de años, cuando se estaba formando el golfo de México y el Caribe.

Urrutia, investigador de la Universidad Nacional (UNAM), es uno de los directores del Proyecto Científico de Perforación del Cráter Chicxulub, un proyecto internacional y multidisciplinar que tratará de perforar el lecho marino hasta un kilómetro de profundidad para alcanzar el cráter sumergido, permitiendo ahondar en el conocimiento de aquel fenómeno clave. La fecha prevista para el comienzo de esta magna empresa que cuenta con una financiación de 10 millones de dólares, es la primavera de 2016, y se espera que los trabajos de campo se extiendan durante al menos dos meses.

El cráter alberga las claves para conocer detalles del impacto, por ejemplo la velocidad a la que la gran masa cósmica chocó con la Tierra y el efecto que tuvo en el clima y en la vida terrestre. También permitirá conocer cómo se forma un cráter de anillos concéntricos, una estructura que es habitual en la Luna y en Marte, pero única en la Tierra. Y por último, ayudará a conocer cómo se pudo ir restableciendo la vida tras su impacto, y cómo funcionaron los cambios climáticos en el tiempo, incluyendo la bajada de temperaturas que creó los casquetes polares.

Jose Manuel González

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *