Espeluznante hormiga vampírica con un cuerno de metal

Durante el mesozoico, cuando los dinosaurios dominaban la tierra, existían muchas especies de animales con estrategias de adaptación fascinantes que les permitían sobrevivir ante los extraordinarios depredadores de su entorno. Es el caso de las hormigas del infierno, unos impresionantes formícidos con extrañas mandíbulas y estrategias de alimentación que difieren de las hormigas actuales.

La última de éstas en ser descubierta es Linguamyrmex vladi, encontrada en los depósitos de ámbar en Myanmar en Birmania por un equipo de científicos del Instituto Tecnológico de Nueva Jersey. El ejemplar conservado en ámbar vivió hace 99 millones de años y presenta en su cabeza un cuerno reforzado con metales que tiene a la comunidad científica en vilo. Según  el doctor Phillip Barden, principal investigador del estudio, este refuerzo podría haber sido diseñado para evitar daños al animal cuando cerraba su poderosa mandíbula. Se sabe que los insectos pueden secuestrar metales si necesitan incrementar su fuerza o evitar el desgaste.

La inusual serie de caracteres morfológicos de esta hormiga indican un comportamiento depredador especializado y una estrategia adaptativa que ya no se encuentra entre los linajes de hormigas modernos. Los científicos han descrito los hábitos de caza de esta hormiga del infierno y la convierten en un animal de pesadilla. Cuando la hormiga alcanzaba a su presa, la agarraba con sus “guadañas” y probablemente la sujetaba en el aire con la ayuda de su cuerno metalizado. Sus mandíbulas se cerraban con extraordinaria velocidad, y entonces succionaba a la víctima hasta ahuecarla alimentándose de su hemolinfa.

hormiga infierno larva

En la  imagen puede verse a la hormiga tal como se ha encontrado junto a una larva de escarabajo, una posible presa.

El estudio ha sido publicado en la revista Systematic Entomology.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *