Encuentran 91 nuevos restos fósiles del pequeño primate Pseudoloris parvulus

Durante el Eoceno (hace entre 56 y 34 millones de años) gran parte de la superficie de la Península Ibérica se encontraba cubierta por bosques tropicales, un ecosistema en el que se encontraban muy cómodos varios grupos de primates. Cuando se produjo una drástica caída de las temperaturas en el límite Eoceno-Oligoceno, hace unos 34 millones de años, el pequeño primate del género Pseudoloris fue el único de su grupo que sobrevivió a la extinción.

img_28126

Investigadores del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP) han hecho públicos recientemente en la revista científica Journal of Human Evolution  nuevos restos fósiles del género superviviente, concretamente de la especie Pseudoloris parvulus, procedentes del yacimiento de Sossís, en el municipio de la Conca de Dalt (Pallars Jussà, Lleida).

Los restos fósiles descritos en el artículo corresponden a 80 dientes y 11 fragmentos de mandíbulas. Su estudio en detalle ha permitido conocer mejor cómo evolucionó este linaje desde formas más antiguas como P. saalae y P. isabenae, a formas intermedias como P. pyrenaicus, y además, apoyar la hipótesis de que durante el Eoceno tardío, Europa Central y las cuencas del Pirineo estaban conectadas. Esto se extrae del análisis comparativo con otros dientes de P. parvulus encontradas en Suiza y Francia, que presentan semejanzas.

El pequeño primate cuenta con parientes actuales, que son los tarseros, unos pequeños primates de hábitos nocturnos que viven en las junglas del sudeste asiático.

Antonio Gutierrez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *