El pudú más antiguo de América descubierto por investigadores chilenos

Desde el año 2008 se vienen realizando trabajos en el sitio paleontológico de Pilauco, en Osorno, Región de Los Lagos. Ahora, un  equipo de investigadores de la Universidad Austral de Chile (UACH) ha encontrado una vértebra fosilizada del cérvido pudú (Pudu puda), que resulta ser el más antiguo de toda América.

Se trata de una pieza cervical fosilizada que tendría la friolera de 13.350 años de antigüedad. La vértebra mide alrededor de 2,5 cm.  y los investigadores de la UACH sostienen que podría pertenecer a un ejemplar adulto de pudú. Determinar que el resto encontrado era de este animal y no de otro cérvido prehistórico fue una tarea difícil. Más de un año estuvo el equipo trabajando en análisis morfológicos comparativos para poder concluirlo. Aunque existen restos escasos, el equipo concluye que “a pesar de los años que tiene esta especie, la pudu vertebramorfología del pudú es la misma”.

Asimismo, se pudo determinar que esta especie vivía en un hábitat diferente al que vive en la actualidad, siendo el bosque norpatagónico, en medio de praderas. El sitio paleontológico ha demostrado ser rico en fósiles de megafauna. También en Pilauco el equipo de investigadores encontró restos fósiles de gonfoterios (animales de la familia de los elefantes), que incluían cráneos y costillas. También se han encontrado evidencias de que el pudú convivió en aquellos días con coipos, zorrillos, y un ratones pequeños. La riqueza de megafauna en el lugar, contrasta con la teoría de la extinción de estos animales por la caza humana. “No sabemos exactamente porqué los micromamíferos no se extinguieron» comenta Mario Pino «hace pensar que la teoría de extinción de la megafauna por caza o por sobre caza no debiera corresponder, porque si fuese por eso, también se habría extinguido el pudú, ya que es un animal muy fácil de cazar”, explica.

Al margen de encontrar muchos tipos distintos de animales y plantas que compartían el mismo hábitat, el académico MarioPino añade que durante la investigación paleontológica, también se encontraron restos de «presencia de humanos», pues aparecieron herramientas que el hombre utilizaba en su vida diaria. En la imagen inferior, el parque asociado al yacimiento que aporta un gran interés turístico a la región.

Según los investigadores, encontrar la vértebra de este pudú, «amplía la perspectiva a largo plazo y sirve parque_pilauco_osornopara el análisis de la variabilidad en la adaptación, especialmente debido a que es el más antiguo del que se tenga registro, lo que da más información sobre la vida y desarrollo del pudú, además de poner en la mesa la discusión sobre qué llevó a este mamífero a adaptarse y sobrevivir más allá del Pleistoceno”. El pudú es el ciervo más pequeño del mundo. Llegó a Sudamérica hace unos 3 millones de años y continúa viviendo en la actualidad aunque con densidades poblacionales reducidas.

Los restos de este animal y otros encontrados en Pilauco, permanecen en el Laboratorio de Paleontología de la UACH. Ahora mismo está a punto de ser publicado un nuevo estudio de la etología del pudú, que incluye ítems alimentarios.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *