Un equipo internacional de científicos ha identificado al humano moderno con mayor presencia de genes neandertales

Recientemente, un equipo internacional de científicos ha identificado en Siberia a un homínido, como el ser humano “moderno” más antiguo hallado fuera de África y Oriente Próximo, con unos 45.000 años de antigüedad. Gracias a su fémur, y tras varios análisis y estudios realizados a través de su ADN, se ha determinado que el sujeto estudiado posee un 2,3% de presencia de genes neandertales, frente al 1,7% existente en poblaciones europeas.  El paleogenetista sueco Svante Pääbo (Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Alemania), es quien ha dirigido este equipo, entre los que se encuentra el español Domingo C. Salazar García (Universidad de Valencia), quienes han publicado el estudio en la revista Nature, habiendo utilizado muestras del yacimiento de La Braña (León), para comparar genomas, entre otras.

Se sabe que los hombres modernos, Homo sapiens, salieron de África hace alrededor de 100.000 años, sin embargo, ha sido hace más bien poco cuando se ha empezado a demostrar el cruce entre ambas especies. Svante Pääbo fue, precisamente, quien dirigió el estudio que demostraba la presencia Neanderthal en los humanos actuales, en 2008.

Los análisis extraídos del fémur de Ust-Ishim demuestran que la hibridación tuvo lugar hace unos 50.000 ó 60.000 años, lo cual coincide con la gran oleada expansiva hacia Europa. Ésta fecha, al ser posterior a la más antigua considerada (unos 86.000 años), indica que, según los autores del estudio, los cruces no tuvieron lugar en el Oriente Próximo con las poblaciones más antiguas de África, como suponían algunos paleontólogos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *