El dragón de Lingwu reescribe la Historia

No es habitual que un fósil por sí mismo cambie lo que creemos saber sobre una especie o un período. Es más común que el hallazgo continuado de fósiles vaya configurando un hilo ocnductor para contar la historia del pasado de la tierra.

Sin embargo, esta semana se ha presentado al mundo el hallazgo de Lingwulongshenqi (literalmente, el asombroso dragón de Lingwu), un fósil de dinosaurio hallado en el noroeste de China de 74 millones de años y que se ha convertido en el primer neosaurópodo conocido, en el saurópododiplocoideo más antiguo y el primero en ser encontrado en Asia oriental.

Este hallazgo, que ha consistido en ocho a diez individuos de la misma especie, implica que este grupo se extendió por el mundo millones de años antes de lo que se creía, durante el Jurasico Medio, algo antes de que Pangea se resquebrajase y el Asia oriental quedase aislada.

Lingwulong mide aproximadamente 17,5 metros de longitud, y presenta la larga cola acabada en látigo tan característica de los diplocoideos. El equipo liderado por el paleontólogo XingXu, del Instituto de Paleontología y Paleoantropología de Vertebrados de Beijing (China), ha concluido que los neosaurópodos se originaron durante el Jurásico temprano, y que ya eran diversos y se habían extendido geográficamente durante el Jurásico Medio, de forma gradual y no concentrada en pocos millones de años como se creía hasta ahora.

El estudio ha sido publicado en NatureCommunications.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *