Descubierto el primer dinosaurio del color del arcoiris

Pocas veces se conservan sobre un fósil las pistas adecuadas que permiten averiguar el color de un animal extinto, pero cada vez tenemos más datos que nos acercan a comprender cómo eran los animales que no han llegado hasta nuestros días, como es el caso del verdadero color del Tyrannosaurus rex, recientemente resuelto.

Ahora es el turno de un pequeño dinosaurio aviano que habitó la tierra hace unos 161 millones de años. Sus restos fósiles fueron encontrados por un campesino en la provincia de Hebei, en China, y estaban casi completos y en muy buen estado de conservación, manteniendo las impresiones de sus plumas alrededor de su cuerpo. Desde el año 2014 en que fue descubierto, los científicos han podido estudiarlo con detenimiento hasta el día de hoy, indagando en sus extraños rasgos, en su cresta ósea y su curioso plumaje iridiscente. A pesar de que los colores estaban muy apagados, el fósil aún conservaba restos suficientes de los melanosomas para reconstruirlo. Así, los científicos han podido deducir que el aspecto de este dinosaurio era multicolor en la zona de su cuello, algo similar al aspecto de los colibríes actuales.

Debido al descubrimiento de su llamativo aspecto, este pequeño dinosaurio ha sido llamado Caihong juji, lo que significa “arcoíris con gran cresta”.

“Su combinación de rasgos es inusual” explica Julia Clarke, de la Universidad de Texas en Austin y coautora del estudio “tenía aspecto de Velociraptor y un cráneo alargado con un abundante plumaje y una gran cola como un abanico. Un dinosaurio realmente fantástico… o quizá espeluznante dependiendo de la perspectiva”.

Además de estos rasgos llamativos, que podrían ser la primera vez que aparecían en un dinosaurio, el equipo de investigadores también ha destacado que este dinosaurio es el más antiguo hasta la fecha que presenta plumas asimétricas, un tipo de plumas que se encuentran en las aves modernas en los extremos de las alas y que ayudan a controlar el vuelo, aunque este dinosaurio las tenía en la cola. De nuevo estamos ante un descubrimiento que reincide en la teoría de que los primeros pájaros volaban de manera diferente de los de hoy en día, y que tal vez, como sugiere Xing Xu, de la Academia China de las Ciencias y también coautor del estudio, parece que “el control del vuelo primero debió de evolucionar con las plumas de la cola”.

La descripción científica del espécimen ha sido ya publicada en Nature Communications.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *