Descubierta la «bestia de Mtuka» de 100 millones de años

Ilustración Mark Witton.

Tenemos que remontarnos al año 2004, para encontrar al equipo estadounidense capitaneado por Eric Gorscak, de la Universidad de Ohio, excavando en la Formación Galula Cretácea Media de Tanzania.

En la cantera que rodea el río Mtuka, al suroeste del país africano, apareció un espécimen de titanosaurio que ha resultado ser uno de los más completos del continente. Sus costillas, extremidades, vértebras, dientes, así como elementos de todas las regiones del esqueleto axial poscraneal, se mantenían todavía en el lugar. Lo más llamativo ha sido la forma acorazonada de las vérteras de su cola,  lo que ha inspirado al equipo para llamarlo Mnyamawamtuka, que significa “bestia de Mtuka y corazón de la cola” en idiomna swahili.

Los análisis filogenéticos colocan a  Mnyamawamtuka moyowamkia como un pariente cercano de los titanosaurios litostrotianos. El hallazgo apoya una vez más, las pruebas que sostienen la unión de los continentes en el pasado geológico en el supercontinente Gondwana. Pakasuchus, Malawisuchus y ahora Mnyamawamtuka, muestran un parentesco con los titanosaurios de América del Sur.

Gracias a este hallazo, publicado hace unos días en PLOS One, se produce un paso crucial para comprender los patrones paleobiogeográficos no marinos de África durante el Cretácico Temprano, que han permanecido difíciles de alcanzar hasta los últimos años.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *