Combates entre machos herbívoros existen desde hace al menos 270 millones de años

Investigadores del Instituto de Estudios Evolutivos de la Universidad Witts han conseguido poner fecha al inicio de los combates entre mamíferos herbívoros, similares a los que hoy podemos ver entre ciervos. La fecha no está nada cerca, remontándose al menos a hace 270 millones de años, durante el Pérmico Medio, cuando los ancestros de los mamíferos ya peleaban por las hembras o el territorio.

Ha sido el estudio en profundidad de un fósil descubierto en Brasil hace cuatro años perteneciente a Tiarajudens eccentricus, quien es un ancestro de los mamíferos, el que ha dado con la clave. Este protomamífero tenía unos dientes caninos que sobresalían, y que parecían indicar una dieta carnívora. Sin embargo, al descubrirse un pariente africano de Anomocephauls sin estos dientes, se ha podido reinterpretar el hallazgo brasileño, y se ha descubierto que estas especies eran herbívoras y que los protuberantes caninos de ninguna manera eran usados para alimentarse, por lo que sólo podrían usarse durante peleas con sus rivales al modo en que otros mamíferos con protuberancias craneales hacían.

El estudio ha sido publicado en Open Science y es un nuevo ejemplo de reinterpretación de lo que ya había sido aceptado utilizando comparativas de especies relacionadas que superan el propio continente. Esto amplía también la posibilidad de que otro grupo de mamíferos fósiles, los dinocefalianos, también usaran sus cabezas en combates, pues presentaban en sus frentes algunos huesos engrosados masivamente.

Jose Manuel González

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *