Arte rupestre: Las mujeres pintaron la mayoría de cuevas de España y Francia

Dean Snow, arqueólogo de la Universidad de Pennsilvania, realizó un estudio en las cuevas con pinturas rupestres de España y Francia que arrojó una conclusión sorprendente: la mayoría de las impresiones fueron realizadas por mujeres. Recordemos este trabajo que se dio a conocer en 2013 y que inició un debate cuanto menos, interesante.

El análisis comparativo hecho por Snow del tamaño de las impresiones de los dedos hechos en los muros de las cuevas, reflejaba según este investigador, que fueron las mujeres las mayoritarias en la realización del arte prehistórico. Snow comparó la longitud de los dedos (sobre todo la proporción entre el índice y el anular, y también frente al meñique) y el volumen de la mano. Con un sencillo algoritmo, esos datos arrojaron conclusiones sobre si la mano perteneció a un hombre o una mujer, con una exactitud del 60%.

Así, parece que 24 de las 32 manos analizadas eran femeninas, lo que implicaba que las pinturas hechas desde hace unos 40.000 a 12.000 años de antigüedad presentaban un 75% de manos de mujeres. El manos21--644x362estudio reflejó además que el dimorfismo sexual era menos marcado que en la actualidad, pero aún así, reconocible.

¿Y por qué anteriormente no se planteó esta posibilidad? La temática de las cuevas hacía pensar que quienes representaron escenas de caza y de animales fueron hombres, llevando a la humanidad a creer que los primeros artistas fueron masculinos. Pero lo cierto es que las mujeres también se involucraban en esta actividad, probablemente en el traslado, despiece y cocinado de los animales. Presuponiendo que no cazaban, es evidente que sí eran capaces de presenciar esas escenas y entender el valor que tenían.

Este estudio abrió el debate científico y supuso la entrada de nuevas reflexiones. Snow comentó que “cuanto más sabemos de estas pinturas más tenemos que replantearnos nuestro conocimiento de aquellas sociedades”.

17 comentarios
    • siso Dice:

      Por lo pronto, decirte que el “feminazismo” no existe. El feminismo, que tanta rabia te da encontrar en tantos sitios, persigue la igualdad. Y se hace presente porque la igualdad está aún muy lejos. “Feminazismo” es un fantasma agitado por varones que temen perder sus privilegios, una palabra inventada que describe algo que no existe -o si existe es anecdótico. Piénsalo bien: ¿a cuántas “feminazis” conoces? Seguro que ninguna. ¿Y a cuántos machistas?

      Responder
      • yo Dice:

        > Por lo pronto, decirte que el “feminazismo” no existe.

        Llámalo hembrismo o llámalo como lo quieras, pero existe.

        > Piénsalo bien: ¿a cuántas “feminazis” conoces?

        Muchas.

        > ¿Y a cuántos machistas?

        Muchos también.

        Responder
      • susans Dice:

        Estoy de acuerdo, el feminismo no esta dentro de la categoría sociológica del machismo, sólo un filonazzi puede compararlos. El feminismo es una filosofía, una forma y una actitud frene a la vida, terriblemente interesante.

        Responder
    • Helen King Dice:

      No haría ninguna falta saberlo si se asumiera que las mujeres también somos seres humanos que han participado en la construcción de la sociedad y la cultura al igual que los hombres. Pero sí que da cuando hasta ahora se ha ocultado el papel de las mujeres y se ha presupuesto que siempre todo lo han hecho los hombres ya que nosotras somos imbéciles. El feminazismo no existe, los machistas sí.

      Responder
  1. Javier Dice:

    Al fin y al cabo, si las mujeres se alejaban menos de la cueva parecía muy lógico que se aburrieran y decidiesen pintar a sus churris cazando.

    Responder
    • siso Dice:

      ¿Y por qué debemos considerar que se alejaban menos de la cueva? La mayor parte de la alimentación de los pueblos cazadores-recolectores suelen aportarla las mujeres con la recolección, para la que hay que desplazarse. Es difícil liberarse de los sesgos machistas, dejar de considerar a la mujer como un ser sedentario y pasivo.

      Responder
    • Ana Dice:

      Antes, cuando creíamos que los pintores eran hombres, todo el mundo decía que estas pinturas eran la “capilla sixtina” de la prehistoria, que eran obras de arte llenas de sentido, de técnica brillante, de inteligencia, de espiritualidad, hechas con un sentido muy profundo y con planificación. Ahora que puede que lo hicieran mujeres ¿resulta que solo es fruto del aburrimiento?

      Responder
  2. Juanra Dice:

    No creo q sea feminazi!! ¿falocentrismo? ¿de dónde sacas eso? me parece un estudio interesante, aunque poco exacto. Un 60% de exactitud… Por otro lado, q las manos sean de mujeres no implica que los animales los pintaran también mujeres… pero bueno, ya lo están debatiendo los científicos.

    Responder
  3. Maryan Dice:

    Exacto
    No importa quien lo pintó
    Lo triste es que pone de manifiesto
    Una educación religiosa mayormente
    Que no podemos quitarnosla de encima
    Nuestro adelanto lamentablemente
    Es es sólo tecnológico

    Responder
  4. Mario Dice:

    El caso es que pasa ésto tanto con las pinturas como con los signos semióticos.

    O sea, señoras y caballeros; que éso: hace 40 000 años y tal vez más, las humanas sabían leer y escribir.
    ¿Qué leñes pudo pasar luego, hasta el siglo XIX más o menos? (…)

    Sí «tenemos que replantearnos nuestro conocimiento de aquellas sociedades»… hasta el punto de replantearnos si todo colectivo humano es necesariamente “social”… ¿o es que no existe lo común?

    Y otra cosa:
    En el otoño del 2012, la última vez que fui de peregrinación a las cuevas de Niaux y al salir ya del templo me contó la guía de turno que unos años antes habían invitado a un grupo de aborígenes.
    L@s australian@s apenas dijeron nada, al observar con minucia y detalle cada pintura, cada signo…
    Pero algo se les escapó (en inglés) al descubrir las primeras icnografías de la galería principal que lleva a la gran bóveda: «ésto lo han pintado humanas.»
    Parece ser que ahora las investigaciones científicas confirman lo que sentenció ya la intuición y sabiduría de quienes viven en el misterio de esta trasmisión icnográfica… (como la métrica demostró la intuición y sabiduría idiomática de aquellos romances anónimos, sin duda compuestos y contados oralmente, muchos de ellos, por gente analfabeta).

    Responder
    • Camilo Dice:

      Mario, es muy interesante lo que comentas sobre tu experiencia en la gruta de Niaux el año 2012. Lamentablemente, ese comentario que “se le escapó” a la guía podría ser un buen punto para comenzar la especulación; sería necesario tenerlo como material de estudio ¿Qué tienen que decir quienes aún viven experiencias como las que se cree se desarrollaron al interior de las grutas paleolíticas? Me refiero con esto a quienes aún mantienen un vínculo con la cosmogonía aborigen.
      De todas formas, es muy difícil desvincularse de la especulación. Sobretodo con lo que en este artículo quiere enunciar, utilizando como dato sólo la huella dejada por la estarcida de la mano primitiva.

      Saludos

      Responder
  5. Francisco Dice:

    Leído el artículo, pienso que sería mucho más ético otro titular: “Hay un 60% de probabilidades de que un 75% de las pinturas rupestres hayan sido realizadas por mujeres”

    Responder
  6. Sergio Ripoll Dice:

    en primer lugar la imagen tiene un copyrigth. en segundo lugar no es cierto que todas las cuevas fueran pintadas por mujeres. en tercer lugar los datos manejados por Snow no son correctos y obvia otro tipo de análisis mucho más actualizados que permiten saber si dichas manos corresponden a varones o hembras. como ya he publicado en varios sitios entre ellos el facebook en el panel de las manos de la cueva del Castillo de las 56 existentes 53 pertenecen a varones y las otras tres no se pueden medir

    Responder
  7. Epicureo Dice:

    Un 60 % de exactitud es no decir nada: echándolo a cara o cruz ya tienes un 50 %. Y si encima el dimorfismo en longitud de dedos era “menos marcado”, la conclusión es: “no tenemos ni idea del sexo de los que pintaron las cuevas”.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *