Anquilops, el neoceratopsiano más antiguo de Norteamérica, revela cómo prosperó su grupo

Los neoceratopsianos pudieron emigrar desde Asia a Norteamérica hace unos 113-105 millones de años, durante el Cretácico Inferior, según las últimas investigaciones realizadas al Aquilops americanus, la especie de neoceratopsiano (un grupo de dinosaurios con cráneos adornados con cuernos) más antigua hallada en Norteamérica.

Los limitados registros fósiles de este clado restringen la capacidad de los científicos de reconstruir la evolución de este grupo en la zona. El estudio “A Ceratopsian Dinosaur from the Lower Cretaceous of Western North America, and the Biogeography of Neoceratopsia”, publicado ayer en la revista especializada PloS ONE, contribuye a dar forma a esta evolución y muestra evidencias de una migración intercontinental durante el Albiense.

Recreación de Anquilops. Brian Engh

Recreación de Anquilops. Brian Engh

Los autores han analizado un cráneo de un dinosaurio hasta ahora desconocido descubierto en Montana (Cloverly Formation, entre 104 y 109 millones de años de antigüedad), el cual ha sido identificado como Aquilops americanus (“cara de águila de América”. Está estrechamente relacionado con especies similares de Asia, como Liaoceratops y Auroraceratops.

El cráneo es relativamente pequeño, ya que mide 84 milímetros de largo, y en él se distinguen varias características, como un hueso frontal en forma de pico y una alargada y puntiaguda cavidad sobre cada mejilla. En vida, pudo tener el tamaño de un cuervo grande, según los autores.

El descubrimiento, combinado con los registros fósiles de neoceratopsianos de otros yacimientos, apoya la teoría de una migración intercontinental entre Asia y América del Norte hace unos 113-105 millones de años. “Aquilops vivió cerca de 20 millones de años antes que el más antiguo de los dinosaurios con cuernos conocidos de Norteamérica. Aún así, estamos sorprendidos de que sea más cercano a los animales asiáticos que a los de Norteamérica”, ha explicado Andrew Farke, autor principal del estudio (del Raymond M. Alf Museum of Paleontology).

Hipótesis de filogenia para Neoceratopsia

Hipótesis de filogenia para Neoceratopsia

Estefanía Jiménez Solís

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *