Analizan completamente el genoma del mamut lanudo y resucitan uno de sus genes

Por primera vez se ha realizado un análisis completo del genoma del mamut lanudo. Ha sido un equipo de investigadores liderado por el genetista Vincent Lynch (Universidad de Chicago) quienes secuenciaron el genoma de mamuts que murieron hace entre 20.000 y 60.000 años y los compararon con el de elefantes asiáticos actuales para encontrar las bases que revelasen sus adaptaciones al ártico.

El equipo encontró más de 1,4 millones de variantes únicas. Esas variantes provocaban cambios en las proteínas producidas por unos 1.600 genes diferentes. La mayoría de variantes estaban vinculadas a la capacidad de sobrevivir en climas fríos, incluyendo genes que están implicados en el ritmo circadiano, la piel, el desarrollo del pelo, o la formación de tejido adiposo.

Pero lo más llamativo del estudio ha sido el trabajo en el laboratorio trasplantando un gen de mamut en una célula de riñón humana. El gen, llamado TRPV3, afectaba directamente a la sensación térmica y la regulación del crecimiento del pelo. Cuando el equipo añadió el gen del animal extinto a la célula humana, el gen produjo una proteína que respondía menos al calor que en los elefantes actuales. Eso quería decir que ese gen, único de los mamuts lanudos, era el que seguramente había contribuido a su tolerancia al frío. El artículo completo ha sido publicado en Cell Reports.

Jose Manuel González

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *