Nuestro adiós a una gran dama de la paleontología: Zofia Kielan-Jaworowska

Hoy se cumplen 90 años del nacimiento de una gran polaca que permanecerá para siempre en nuestra memoria. Nos referimos a la pionera y gran enamorada de la ciencia, con cuyo ejemplo de vida se forjaron tantas vocaciones paleontológicas: Zofia Kielan-Jaworowska. Para todos aquellos que hoy quieran recordarla, y para quienes comiencen ahora a conocerla, debemos recorrer su larga y próspera vida en un corto espacio. Por eso os animamos a seguir el trabajo de esta notable polaca más allá de esta síntesis-homenaje, indagando en su vida y obra, llena de trabajos analíticos y descriptivos.

VALENTÍA DURANTE LA OCUPACIÓN NAZI

Nacida el 25 de abril de 1925, tuvo una infancia normal hasta que la irrupción de la póltica nazi cambió su vida. Con solo quince años, tomó un valiente camino siendo miembro activa de la Resistencia Polaca contra la barbarie nazi y sirviendo como médico a los heridos. La joven también comenzó a asistir a las conferencias que daba el paleontólogo Kozlowsky, gracias al cual fue guiada luego en sus primeros trabajos. Entró en la Facultad clandestina de Matemáticas y Ciencias Naturales de la Universidad de Varsovia, a pesar de estar prohibida la educación superior durante la ocupación, y terminó sus estudios, obteniendo el doctorado en Paleontología y Máster en Zoología por la Universidad de Varsovia, donde más tarde se d12c0bbc2a65378c61108e90b340f5bfconvirtió en profesora.

LAS EXPEDICIONES POLACAS A MONGOLIA (1963-1971)

Finalizada la guerra, y con el departamento de geología de la Universidad de Varsovia destruido, se encontró participando y pronto dirigiendo expediciones al Desierto del Gobi en Mongolia. De 1963 a 1971, estas famosas expediciones desenterraban un fósil tras otro, incluyendo dinosaurios de cuello largo, dinosaurios de pico de pato, dinosaurios tipo avestruz, tipo tiranosáurido y mamíferos del Cretácico y Terciario temprano. Sólo en 1965, su equipo envió más de 20 toneladas de fósiles de vuelta a Polonia, incluyendo los restos de un nuevo dinosaurio hasta ese momento desconocido, con una garra terrorífica, que luego se llamaría Deinocheirus (no dejéis de ver la reciente noticia sobre su verdadero aspecto). El mismo verano que su equipo encontró los Protoceratops y maniraptora, una tormenta de arena malhirió a Zofia y le perforó un tímpano. La investigadora regresó a Varsovia para la cirugía y sin reposo, volvió al Gobi y siguió trabajando.

Estas expediciones, han sido mundialmente reconocidas y se consideran las mayores expediciones paleontológicas en el mundo. No hay estudios sobre el terreno que hayan hecho una mayor contribución a los descubrimientos modernos, y la que mejor las representa es Zofia Kielan-Jaworowska.

Ella habría deseado comenzar estudiando aquellos vertebrados fósiles, pero las circunstancias le hicieron orientarse primero hacia los invertebrados. Los trilobites (del Devónico y Ordovícico en la Europa Central), luego graptolithes y finalmente los corales. Después de esto, se centró en lo recolectado en sus conocidas expediciones, y descubrió nuevas especies de dinosaurios, aves, tortugas, cocodrilos, lagartos y mamíferos multituberculados.  Kielan-Jaworowska terminó siendo una reconocida experta en mamíferos del mesozoico.

LOS MAMÍFEROS COEXISTIERON CON LOS DINOSAURIOS

Descubridora de la gran diversidad de los primitivos mamíferos de la era secundaria, debemos a ella el cambio de paradigma sobre el surgimiento de estos animales. Durante muchos años, los científicos creían que los primeros mamíferos placentarios (representados por el grupo al que pertenecen la gran mayoría de los mamíferos actuales, incluidos los seres humanos) aparecieron en la Tierra de repente, justo después de la extinción de los dinosaurios. El trabajo de Kielan-Jaworowski permitió confirmar que nuestros antepasados ​​vivieron al mismo tiempo que los grandes reptiles. La historia evolutiva de los mamíferos que vivieron a la sombra de los dinosaurios, un tema de rabiosa actualidad, no despertaba demasiado interés en comparación con la historia evolutiva de los mamíferos tras la extinción de los dinosaurios, cuando se produjo su apogeo y pasaron a ser el grupo dominante. zofiaSin embargo, esta gran investigadora logró captar atenciones hacia el amanecer del grupo y su extraordinaria obra “Mamíferos de la Edad de los Dinosaurios” fue premiada por la Fundación para la Ciencia de Polonia. Kielan-Jaworowski supo siempre poner en perspectiva las diferentes etapas de la emergencia de estos pequeños animales, que vivieron tanto tiempo al amparo de los dinosaurios y que poblaron con gran éxito todos los continentes.

Kielan-Jaworowska ha sido un ejemplo de perseverancia y ha sido la primera mujer en servir en el comité ejecutivo de la Unión Internacional de Ciencias Geológicas. Ha sido también miembro de la Academia Noruega de Ciencias y Letras y galardonada con la medalla Romer-Simpson. La paleontóloga, conocida por ser una gran escuchadora, se marchó el pasado marzo dejándonos para la posteridad su obra y esa sonrisa que escondía una vida de pasión y entrega.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *