Adiós a un dinosaurio muy querido

El famoso diplodocus hecho de yeso que coronaba el hall de entrada del Museo de Historia Natural de Londres dice adiós después de 35 años al frente del edificio victoriano.

Conocido popularmente como Dippy, y convertido en emblema de la ciudad, la réplica del gigante jurásico veía pasar bajo sus pies cada año a cinco millones de personas e incluso ha vivido acampadas nocturnas de estudiantes. Por eso, desde que se anunció hace unas semanas su retirada del museo, se encendió una campaña en Twitter e incluso en Change.org para salvarlo, con más de 30.000 firmas.

Una aparatosa mudanza trajo a Dippy a Londres en 1905, confinado en 36 grandes cajas. En el mes de mayo del mismo año fue presentado en sociedad. Habían pasado siete años desde que se desenterraron los fósiles del diplodocus carnegii en Wyoming en una excavación financiada por el filántropo Andrew Carnegie. La fiebre por el nuevo dinosaurio, el más grande de todos cuantos se habían encontrado, llevó a que todo el mundo quisiera verlo, y se fabricaron un total de nueve réplicas que se distribuyeron por todo el mundo. El rey Eduardo VII se hizo con una para el nuevo museo en South Kensington. Dippy se mudó al hall principal del Museo de CIencias Naturales de Londres en 1979, destronando a los elefantes africanos.

dippy2Ahora le ha llegado el turno a una ballena azul de 25 metros, que será la reina del lugar. La ballena quedó varada en una playa de la costa irlandesa hace más de un siglo y fue adquirida en 1891. Pronto quedará suspendida mediante cables al techo de la entrada. Al fin y al cabo, sus restos óseos son auténticos, y desde el museo dicen, transmite mejor la actividad científica de la institución.

En un mediático golpe de efecto, Dippy concedió una “entrevista exclusiva” al Diario Metro asegurando que se sentía “devastado” y acusaba a su sustituta, una ballena azul que ocupará su lugar en algún momento en 2017, de llevar años “provocándolo y mofándose por ser “una reliquia del pasado”.

Antonio Gutierrez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *